Advertisement

Sistema de cuidado temporal de Amarillo enfrenta muchos desafíos en este momento a medida que aumentan los casos de COVID-19

(KFDA)
Published: Jul. 28, 2021 at 3:53 PM CDT|Updated: Jul. 29, 2021 at 7:00 AM CDT
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

AMARILLO, Texas (KEYU) -La pandemia y el aumento de casos de COVID-19 están haciendo que el Sistema de Cuidado Temporal de Amarillo tenga problemas.

Las visitas domiciliarias se están volviendo más difíciles en este momento a medida que aumentan los casos de COVID-19.

El sistema de cuidado temporal se basa en visitas en persona debido al efecto que tiene en los niños y su seguridad.

Durante la pandemia, reunirse en Zoom no fue tan beneficioso para los niños que necesitan ayuda terapéutica.

“Todavía hay retos por eso. Creo que todos vamos a entrenar en persona. Cosas como esas que intentamos hacer en línea. No es muy efectivo para un niño de 5 años que necesita terapia de juego, estar en línea, tener trastorno de déficit de atención y saber que ha sido abusado sexualmente, esa no es una terapia muy efectiva. Todos nuestros niños son terapéuticos,” dijo Angel Taylor, educadora de reclutamiento de padres de crianza temporal en The Bair Foundation Child & Family Ministries.

Con la falta de hogares temporales, vivienda y fondos, el sistema de cuidado temporal de Amarillo a menudo tiene que colocar a los niños en oficinas u hoteles durante la noche.

“Ocasionalmente lo hacemos, en Saint Francis, nos enorgullecemos de garantizar que los niños tengan un ambiente seguro al final del día. Los niños no necesitan estar en oficinas, necesitan ser cuidados por personas bondadosas que conozcan este trabajo. No queremos que nuestros niños estén en oficinas, necesitan estar en hogares y entornos seguros,” dijo Cristian García, vicepresidente de Saint Francis Ministries.

La mayoría de los niños que están en el sistema de cuidado temporal en los condados Potter y Randall todavía reciben servicios en otras áreas de Texas y no aquí en su ciudad natal.

De los 360 niños en el sistema de cuidado temporal de los condados Randall y Potter, solo el 21 por ciento recibe servicios aquí.

El otro 79 por ciento de los niños recibe servicios en lugares como Houston, Dallas y Lubbock.

Ese es un problema que continúa en Amarillo.

“Un niño que va a Palo Duro, o un niño que va a Amarillo High se despierta y tiene que ir a una escuela en el sur de Houston. Para nosotros, esto es un problema de la comunidad. Queremos asegurarnos de que no estén allí el 21 por ciento de nuestros niños de Potter o Randall, queremos asegurarnos de que el 80 por ciento de nuestros niños sean colocados en sus comunidades. Sabemos que así es como tienen éxito,” dijo García.

Hay una solucion. Si más personas aceptaran a niños del área, se mantendrían más niños en Amarillo.

Puede encontrar información de contacto si está interesado en la crianza temporal haciendo clic aquí para los Ministerios de Niños y Familias de la Fundación Bair o aquí para los Ministerios de San Francisco.

Derechos de Autor KEYU 2021. Todos los Derechos Reservados