Personal médico del condado Potter toma medidas para limitar el brote de COVID-19 en la cárcel

Personal médico del condado Potter toma medidas para limitar el brote de COVID-19 en la cárcel
(Source: KFDA)

AMARILLO, Texas (KEYU) -La cárcel del condado Potter está tomando medidas para evitar que más reclusos se enfermen durante el brote de COVID-19.

Junto con los 33 casos positivos, un virus estomacal se está pasando por la cárcel.

Esto ha provocado que las instalaciones médicas de la cárcel estén a punto de llenarse y tres reclusos han sido enviados al hospital durante la última semana.

El equipo médico de 11 personas también se está reduciendo y parte del personal ya ha sido expuesto al COVID-19.

Para evitar que la exposición en la cárcel empeore, la cárcel está tomando medidas importantes.

“Continuamos con la cuarentena y cerramos la cárcel hasta donde hay un movimiento mínimo porque, como expresé antes, la clave de toda esta situación es el movimiento mínimo," dijo Mary Ferguson, supervisora médica del Centro de Detención del condado Potter.

El sheriff, Brian Thomas, dice que cerrar la cárcel significa limitar la admisión de nuevos presos.

Están espaciando la emisión de órdenes judiciales y solo trayendo nuevos reclusos que cometen delitos mayores.

Los presos actuales tampoco pueden salir de su celda.

La posibilidad de transportar a un recluso enfermo también es muy escasa y los hospitales de nuestra zona están llegando a su capacidad.

Hasta entonces, la cárcel depende del personal de 11 personas para asegurarse de que los 492 reclusos se mantengan saludables.

Derechos de Autor KEYU 2020. Todos los Derechos Reservados