2 personas arrestadas el viernes en el condado Oldham por transportar más de $400,000 en valor de metanfetamina

2 personas arrestadas el viernes en el condado Oldham por transportar más de $400,000 en valor de metanfetamina
(Source: Oldham County)

AMARILLO, Texas (KEYU) -

Un hombre y una mujer fueron arrestados el viernes después de que una parada de tráfico en el condado Oldham condujera al descubrimiento de más de $400,000 en valor de metanfetamina.

El viernes 29 de julio, un oficial de la Patrulla de Carreteras de Texas detuvo una camioneta Ram blanca con placas de Arizona en la I-40 cerca del marcador de 42 millas por alta velocidad.

El conductor, identificado como Yesenia Olmedo de Springfield, Missouri, viajaba en un vehículo que había alquilado en Missouri.

Durante la parada de tráfico, el soldado observó indicadores de actividad criminal y pidió buscar en la camioneta.

Olmedo dio permiso al oficial a realizar una búsqueda, y el agente notó que la llanta de emergencia podría contener contrabando y decidió transportar a Olmedo y la camioneta a la Oficina del Sheriff del Condado Oldham en Vega para una búsqueda más segura.

Durante la búsqueda de la llanta, el agente localizó nueve paquetes de una sustancia cristalina que dio positivo por metanfetamina.

Mientras el patrullero conducía la parada de tráfico, notó una camioneta Ford color marrón que rodeaba por el área y luego se estacionó alrededor de una milla al este de ellos.

Solicitó que otro oficial se pusiera en contacto con el conductor de la camioneta marrón, ya que creía que los vehículos viajaban juntos.

El otro patrullero se detuvo cerca de la camioneta con placas de Missouri e identificó al conductor como Arturo Cervantes con una tarjeta de identificación de California.

Cervantes le dijo al policía que no sabía que la persona en la camioneta blanca se detuvo detrás de él, pero que estaba buscando un rancho en el que un amigo trabajaba.

Mientras el oficial hablaba con Cervantes, olió marihuana en el vehículo y se enteró de que Olmedo también alquiló la camioneta que conducía Cervantes.

Cervantes y su camioneta fueron transportados a la Oficina del Sheriff del Condado Oldham en Vega para realizar una búsqueda y interrogación.

Solo se encontró una pequeña cantidad de marihuana en la camioneta de Cervantes durante la búsqueda.

Durante su entrevista, Olmedo afirmó que no tenía conocimiento del contrabando en la llanta.

Ella dijo que ella y Certvantes habían estado saliendo durante unos cuatro años y medio, y que Cervantes vivió con ella en Springfield durante meses.

Olmedo dijo que no sabía qué hacía Cervantes por el trabajo y admitió que alquiló los dos camiones del aeropuerto de Springfield, porque Cervantes no tenía licencia de conducir.

Ella dijo que Cervantes sugirió y organizó el viaje de Missouri a California para comprar muebles, y dijo que ella y Cervantes habían hecho tres viajes de Missouri a California, similares al viaje en el que estaban.

Olmedo estuvo de acuerdo con los oficiales en que la forma de estos viajes no era lógica, y ella dijo que la primera noche que ella y Cervantes se habían quedado en California, Cervantes tomó prestada la camioneta Ram blanca durante aproximadamente una hora mientras ella permanecía en el hotel. Ella afirmó que sabía a dónde iba, pero él estaba solo.

Luego, los oficiales entrevistaron a Cervantes, donde les dijo que aunque presentaba una identificación de California, su verdadero nombre no era Arturo Cervantes, era Cristóbal Velásquez. Los oficiales no pudieron encontrar evidencia que demostrara que su reclamo era verdadero, ya que todos sus documentos bancarios estaban bajo el nombre de Arturo Cervantes.

Luego cambió su historia, diciendo que conocía a Olmedo, que estaban saliendo, pero que no tenía conocimiento del contrabando encontrado en la camioneta blanca. Enfatizó que Olmedo era el que conducía la camioneta blanca, y se negó a conducirla.

Cervantes nunca mencionó viajar para recoger muebles, pero dijo que él y Olmedo viajaban para visitar a sus familias.

Después de obtener el consentimiento para la búsqueda, los oficiales descubrieron mensajes en el teléfono de Cervantes entre él y su hijo y nuera que parecían estar codificados y mostraban que se enviaban dinero entre ellos.

La investigación encontró dos cuentas bancarias separadas que parecían ser propiedad de Cervantes con más de $67,000.

Derechos de Autor KEYU 2020. Todos los Derechos Reservados